SAGITARIO – Diciembre 2008

Horóscopo gratis Sagitario22/11 al 21/12

Después del duro año que has pasado, es probable que estés a punto de saltar por cualquier cosa. Intenta controlarte en la recta final, porque cualquier acción desmesurada no hará más que incrementar tu malestar en lugar de alejarlo. Si es preciso, coge una almohada y ¡golpéala cada día!

Ahora bien, si lo que deseas es romper con algo, ya ves que no habrá mejor momento, porque vas sobrado de energía y perspectivas. Pero está claro que las tensiones y los enfrentamientos tienden a multiplicarse. Actúa con prudencia en todo aquello que desees conservar.

Los mejores días: 8, 16 y 25

Los peores días: 5, 12 y 18 

Anuncios

Una respuesta a “SAGITARIO – Diciembre 2008

  1. mejor dìa el 16??? ese dìa mi novia rompiò conmigo…
    analicen bien sus fechas… plis…
    chao
    RESPUESTA:
    “Érase una vez, un poblado que tenía entre sus habitantes a un anciano muy sabio. Los habitantes confiaban en este hombre para que diera respuestas a sus dudas y preocupaciones.
    Un día, un hombre fue a ver al sabio y le dijo con tono de agitación
    – Anciano ha pasado algo terrible, mi buey ha muerto y no puedo arar la tierra de mi campo, esto es lo peor que podía pasarme.
    El sabio le respondió:
    – Puede que sí, puede que no
    El hombre se apresuró a informar a la aldea que el sabio se había vuelto loco porque sin duda esto era lo peor que le podría haber sucedido. ¿Por qué el sabio no lo veía asi?
    Al día siguiente, un caballo fuerte y joven fue visto en las cercanías del campo del hombre. Debido a que el hombre no tenía buey para arar su campo, se decidió a capturar el caballo para reemplazar al buey muerto. ¡Y así lo hizo! Qué contento estaba el hombre, nunca fue tan fácil arar su campo. Volvio a visitar al anciano para pedirle disculpas
    – Anciano, tenías razón que la muerte del buey no era lo peor. Fue una bendicion. ¿Piensas que esto es lo mejor que podía pasarme?
    El anciano le contestó:
    – Puede que sí, puede que no
    Otra vez no, pensó el granjero. Ahora sí que el anciano se ha vuelto loco.
    Pocos días más tarde, el hijo del granjero, salió a montar el caballo. Este lo arrojó al suelo y el chico se rompió una pierna. No podría ayudar en la cosecha. Oh no! pensó el granjero, ahora moriremos de hambre.
    Una vez más, acudió al sabio y le preguntó
    – ¿Cómo sabías que la captura de mi caballo no era algo bueno? Has tenido la razón otra vez.
    Ahora estoy seguro que esto es realmente lo peor que me puede haber pasado.
    Pero el anciano lo volvió a mirar y, con tono paciente, le dijo:
    – Puede que sí, puede que no
    Enfurecido a causa de lo que creía ignorancia del anciano, el hombre volvió al pueblo muy enojado.
    Al día siguiente, llegaron soldados para llevarse a todos los hombres jóvenes físicamente capaces, a la guerra que acababa de estallar. El hijo del granjero fue el único joven que no tuvo que marcharse. Todos murieron en combate…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s